Navarra y la trilogía del Baztán

Para viajar a Navarra no se necesitan excusas, pero queremos darte una buena razón para hacerlo de una manera muy especial. Nuestra propuesta: escaparte a los escenarios de la adaptación literaria al cine de la Trilogía del Baztán de Dolores Redondo. Estas novelas han sido y son un éxito no sólo en España, sino también en los numerosos países en los que se han publicado, por lo que no es de extrañar que tengan su reflejo en la pantalla. 

“El guardián invisible” fue el primer libro de la trilogía y desde su publicación, hizo temblar de emoción a todo buen lector de novela negra. De pronto, aquellas tramas oscuras y fascinantes de los nórdicos, transcurrían en el pueblo de al lado y no en las llanuras suecas. La serie de libros se completó con “Legado en los huesos” y “Ofrenda a la tormenta”. Los protagonistas de crímenes, persecuciones y oscuras historias familiares, estaban ahí, en un valle frondoso y tranquilo de la hermosa Navarra. 

No tardó mucho el mundo del cine en darse cuenta del filón de unas historias con ritmo de guión y plagadas de personajes con carácter. Así que, en 2017 se estrenó la primera de las películas, dirigida por el director pamplonés Fernando González Molina y producida por Nostromo Pictures, Atresmedia Cine, ZDF y ARTE. En la piel de Amaia Salazar se colocó Marta Etura, encabezando un reparto que a lo largo de sus tres entregas reunió a una auténtica colección de excelentes actores: Elvira Mínguez (como una inolvidable Flora), Imanol Arias (de inquietante clérigo), Leonardo Sbaraglia (de aún más inquietante juez) y una Susi Sánchez terrorífica.

Sin duda, la gran labor de Navarra Film Commission a la hora de atraer y facilitar rodajes como éste, fue y sigue siendo fundamental para que Navarra sea el gran plató de cine que enamora al viajero.

La ilustre Iruña, también conocida como Pamplona

La acción de la trilogía del Baztán transcurre entre la capital navarra, Pamplona, y, obviamente, el valle del Baztán que da título a la saga. Según el momento de la historia, la acción pivota de un punto a otro de este reducido escenario, pero nos permite conocer lugares de extraordinaria belleza. 

Antes de que empiece la debacle en la vida personal de Amaia Salazar, la vemos disfrutando de una vida tranquila (sí, al principio sí) en una Pamplona por la que se mueve por sitios emblemáticos como la plaza del Castillo o el Café Iruña (que también menciona el ilustre Hemingway en “Fiesta”). Como recomendación especial para los amantes de la literatura (y del cine), el Café Iruña tiene un espacio bautizado como «El Rincón de Hemingway”, donde se puede emular al nobel picando algo y tomando una copa o bien aprovechar para leer alguno de los libros que empezó a escribir allí, muchos de los cuales han sido adaptados a la gran pantalla: “Fiesta”, «Adiós a las armas», «Por quién doblan las campanas», «París era una fiesta» o «El viejo y el mar».

Rodaje en el Ayuntamiento de Pamplona / Iñaki Zaldua

Además del Iruña, si eres de esos viajeros sibaritas que no perdona un buen homenaje al paladar, Dolores Redondo deja constancia de su gusto por la buena mesa en sus páginas de la trilogía citando otros enclaves gastronómicos de la ciudad como el restaurante Rodero o el del Hotel Europa. ¡No dejes pasar esta oportunidad de saborear la gastronomía navarra!

Si se dispone de unos días para recorrer los escenarios de la saga, Pamplona es un excelente punto de partida. Aunque es mundialmente famosa por los san fermines, quizá ésta no sea la fecha más adecuada para conocerla en profundidad. En cualquier otro momento del año, la capital navarra es un remanso de paz, con su hermoso casco histórico, sus zonas verdes, su reconocida universidad y un ambiente cultural de primera. En la web de Visit Navarra hay opciones de rutas para todos los gustos: desde una media maratón hasta la semana de la cazuelica.

Elizondo, el gran protagonista de la historia

Volvemos con Amaia, que pronto tiene que viajar a su Elizondo natal, eje central de toda la acción que está por venir. Esta hermosa villa, bañada por el río Bidasoa (al que, a su paso por aquí denominan Baztán), nos muestra un buen catálogo de arquitectura tradicional de la zona junto con unas elegantes casonas de indianos (muy típicas en el norte de España).

En las calles de Elizondo se desarrollan gran parte de las tramas / Navarra Film Commission

Las calles Jaime Urrutia y Braulio Uriarte, arterias principales del pueblo, salen con frecuencia en las novelas, al igual que uno de los grandes miradores de la ciudad: el puente de Txokoto. Desde aquí se puede contemplar una relajante caída de agua (Amaia lo hace mucho) y llegar caminando hasta la casa de la tía Engrasi. Una agradable sorpresa para los fans de las películas es que esta casa se puede alquilar.

Rodaje de las películas en Elizondo / Navarra Film Commission

Otro lugar visitable y disfrutable es el Bar Txokoto, frecuentado por varios personajes de la trilogía y que, tanto en la ficción como en la realidad, ofrece tapas típicas de la zona. Para el postre, como es lógico, hay que probar los mencionadísimos “txantxigorris” de la Panificadora Baztanesa, más conocida como “Mantecadas Salazar”, el negocio familiar y escenario de algunas de las escenas más terribles de la trama. Irresistible la tentación de los dulces y la de hacerse un selfie con el letrero que se usó para la película y que aún ondea en su fachada.

El festín gastronómico puede completarse con una porción de chocolate de la pastelería Malkorra o con una cena épica en el restaurante Santxotena, donde Amaia cena con su marido de vez en cuando.

Otras dos paradas obligadas de la ruta llevan a la iglesia y al cementerio, donde se celebran funerales y ocurren otra serie de cosas (que no podemos contar por aquello de los spoilers). La fachada del hospital de peregrinos también es visible a lo largo del paseo. 

En fin. La ruta ideada por Dolores Redondo da para mucho más. Lo mejor es descubrirla en persona, para lo que se puede recurrir a cualquiera de las empresas locales que las organizan todos los fines de semana.

El Valle del Baztán

Aunque Elizondo es, sin duda, uno de los grandes protagonistas de las tramas, el resto del hermoso valle que lo rodea también recoge parte de las idas y venidas de Amaia y compañía. Nada menos que quince pueblos plagados de caseríos, prados, bosques (con y sin Basajaun) y cuevas, que se pueden visitar en un par de días, o de semanas.

Los bosques del Valle del Baztán son los grandes protagonistas de las películas / Navarra Film Commission

Aniz, Ziga, Irurita, Arizkun, Bozate, Erratzu, Zugarramurdi, Amaiur y Urdax son parte de estas rutas que se pueden hacer en coche, por tu cuenta o con guías locales

Y, si de momento no es posible viajar hasta allí, siempre podemos dejar que la propia Dolores Redondo nos enseñe sus lugares favoritos. 

Una opción estupenda para después del maratón de sus películas que, seguro, te hemos dejado con ganas de descubrir o revisar antes de viajar a Navarra.

Por María Parcero

Lo más visto

Navarra, un set de rodaje a lo largo del tiempo

Navarra, un set de rodaje a lo largo del tiempo

Navarra es una bella tierra repleta de bosques, montañas, monumentos históricos y encantadores pueblos en los que degustar una gastronomía de esas que atrapan. Por ello, no es de extrañar que haya sido escogida como set de rodaje para películas y series que, sin duda,...

Los 8 destinos más taquilleros de Madrid

Los 8 destinos más taquilleros de Madrid

La ciudad de Madrid, con su vibrante mezcla de historia, cultura y modernidad, está considerada como uno de los mejores sets de rodaje para cineastas y responsables de grandes producciones. Las calles, plazas y monumentos ciertamente emblemáticos de la capital de...

“Camino a Belén” el musical rodado en Alicante

“Camino a Belén” el musical rodado en Alicante

La magia del cine ha transformado una vez más el castillo de Santa Bárbara en Alicante. Esta vez, en el palacio del rey Herodes. La productora Monarch Media ha sido la encargada de llevar a cabo la superproducción internacional "Camino a Belén" (“Journey to...

De escapada rural con Isabel Coixet

De escapada rural con Isabel Coixet

¿Quién no ha fantaseado alguna vez con abandonar la ciudad por el campo? Isabel Coixet nos plantea esta posibilidad a través de “Un amor”, su última película en torno a este proceso de reinvención personal que vive Laia Costa.  Aunque la idea de un nuevo comienzo...